¿Qué hacer cuando te sangra la nariz?

El sangrado nasal es una situación que a algunas personas les sucede comúnmente, y la explicación es que el sangrado se produce cuando se rompen los vasos sanguíneos que irrigan la nariz en el interior.

 

Causas de una hemorragia nasal

Mocos

Calor interno y externo

Las temperaturas altas y el calentamiento interno del cuerpo provocado por alguna actividad deportiva o física pueden causar una dilatación de los vasos de sangre.

Trauma causado por hurgarse la nariz

Es común que se tenga el mal hábito de hurgarse la nariz, el área interior del tabique, es donde está ubicado el plexo arterial, el cual presenta capilares o venas superficiales que al ser tocados con el roce de los dedos puede reventarse fácilmente.

Resequedad por el clima

Afecciones respiratorias

Los resfriados, gripes o alergias que causan una serie de estornudos pueden producir sangrado nasal

 

¿Qué hacer cuando nos sangra la nariz?

Poner la cabeza hacia adelante

Ya sea sentado o de pie, como más cómodo estés, lo primero que debes hacer es inclinar la cabeza hacia delante, pero siempre debe de estar por encima del nivel del corazón, pues si lo hicieras al revés, acabarías tragando la sangre producto de la hemorragia. Importante: respira por la boca.

Apretar la nariz

Tras inclinar la cabeza hacia delante, tendrás que pellizcar ambas ventanas nasales a la vez justo debajo del tabique de la nariz con los dedos pulgar e índice. Nos quedaremos así durante un par de minutos. Tras este tiempo soltamos y volvemos a oprimir la zona. Soltamos una vez más y comprobamos si ya se ha detenido con éxito la pequeña hemorragia. Si no es así podemos continuar así con presión constante, comprobando cada 5 minutos si hemos dejado de sangrar y siempre respirando por la boca.

Nunca te suenes

Aunque es nuestro primer impulso, no lo hagas, podrías provocar una hemorragia mayor. Además, evita introducir trozos de cualquier material en la nariz a modo de tapón, pues corres el riesgo de que extraigas el coágulo formado y te vuelva a sangrar la nariz. Tendrías que empezar el proceso de nuevo. Lo que sí puedes hacer es colocar una bolsa de hielo o compresa fría a través del puente de su nariz; disminuirá la hemorragia.

Acudir a un centro médico

Debes acudir si la hemorragia se vuelve incontrolable y cuando el sangrado de la nariz es frecuente, porque no se trataría de una situación normal y podría ser indicio de algún fallo en el organismo.

La hemorragia ha parado

Una vez que hemos conseguido cortar la hemorragia, se aconseja no levantar objetos pesados ni realizar ninguna actividad que requiera cierto esfuerzo físico. Lógicamente también queda excluido sonarse la nariz al menos durante 24 horas.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para ofreceerte la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies