Osteopatía

¿Qué es la osteopatía?

​La Osteopatía es la ciencia que diagnostica y trata las disfunciones de movilidad de los tejidos del cuerpo humano, que provocan trastornos y perturban el estado de salud del organismo.

Lo que caracteriza al organismo humano es el movimiento y lo que caracteriza el estado de salud es el equilibrio en esos movimientos. La medicina osteopática pretende restablecer los equilibrios perturbados en todos los niveles funcionales del cuerpo humano. Se sitúa, por tanto, en el contexto de la prevención y de la conservación de la salud.

¿Qué patologías se pueden tratar?

La Osteopatía trata principalmente las patologías musculoesqueléticas más frecuentes como lumbalgias, cervicalgias, dorsalgias, esguinces cervicales y de tobillo, omalgias (dolores de hombro), tendinitis, artritis y en definitiva aquellas afectaciones osteomusculares habituales.

También destaca por sus efectos beneficiosos en casos específicos de migrañas, vértigos, otitis, problemas circulatorios, digestivos, endocrinos, ginecológicos, urológicos, neurológicos, traumatológicos, etc.

¿Qué tipos aplicamos?

Acorde con la disfunción que presente cada paciente, se aplicarán técnicas osteopáticas en los siguientes campos:

Estructural

Se asemeja a lo que haría un quiropráctico. Son manipulaciones de las articulaciones óseas (conocidas como “crujidos”) con el objetivo de recuperar su movilidad normal.

Visceral

Se trata de técnicas usadas para recuperar la movilidad, motilidad y “alimentación” de las vísceras, provocando un mejor rendimiento del cuerpo.

Craneal

Usada sobre todo para mejorar “dolores de cabeza” crónicos y para recuperar estructuras a distancia que están conectadas por nervios (pares craneales) que salen del cráneo.

¿Sabías que la osteopatía también se aplica en niños y bebés?

bebe osteo (1)

La Osteopatía Infantil es una técnica que se ha desarrolado dentro de la técnica osteopática y no es más que Osteopatía adaptada al organismo del bebé o niño.

Tiene excelentes resultados tanto en neonatos como en infantes. Las patologías pediátricas más frecuentes son: PlagiocefalIas, tortícolis, cólico del lactante, reflujo gastroesofagico, alteraciones del sueño, irritabilidad, estreñimiento, escoliosis, parálisis braquiales, esguinces, etc.

Las técnicas aplicadas son fundamentalmente las que los Osteópatas denominan de “escucha” e “inducción”. A través de ellas, el terapeuta interpreta (escucha) lo que ocurre en el cuerpo del bebé y qué partes del mismo presentan esas restricciones del tejido,devolviendo (induciendo) de forma casi imperceptible el movimiento y calidad al tejido y eliminando de esa forma las tensiones.

Este sitio web utiliza cookies para ofreceerte la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies