Ejercicio físico, deporte y diabetes.

¿Se puede hacer ejercicio si se tiene diabetes?

No solamente se puede, sino que se debe hacer. La práctica habitual de ejercicio físico se asocia con un mejor estado de salud general y con la prevención de algunas enfermedades.

Las personas sedentarias deberían animarse a practicar algún tipo de ejercicio físico o, como mínimo incrementar sus niveles de activad física diarios mediante ejercicios cotidianos de su día a día como caminar, subir escaleras o bailar. Un estilo de vida más activo es recomendado a toda la población y especialmente a aquellas personas con diabetes. En estos casos, el inicio del ejercicio deber ser de forma mucho más progresiva, pues la falta de entrenamiento puede provocar efectos más importantes sobre el organismo y sobre los niveles de glucemia.

¿Practicar ejercicio de forma regular mejorará el control de la diabetes?

En aquellas personas con diabetes tipo 2, que habitualmente presentan sobrepeso, el ejercicio físico regular se ha demostrado beneficioso en el control metabólico, reduciendo los niveles de hemoglobina glucosilada.

En la diabetes tipo 1 es donde actualmente existe más controversia. Parece ser que los estudios realizados no muestran con claridad cuál es el efecto del ejercicio sobre el control glucémico. Pero esto no significa que el ejercicio mejore los niveles de glucemia en personas con diabetes tipo 1. En este tipo de diabetes, el resultado de la glucemia depende del equilibrio entre insulina, alimentación y ejercicio.

¿Es seguro realizar ejercicio si se tiene diabetes?

El diabético que precisa tratamiento con insulina debe tener en cuenta que el ejercicio produce un descenso de la glucemia y que si no se adoptan las medidas oportunas, se corre el riesgo de sufrir una hipoglucemia. En general se le puede recomendar una de las siguientes técnicas:

– Suplementar con alimentos que contienen hidratos de carbono.
– Disminuir la pauta de insulina.

Para saber qué tomar como suplementos, en caso de ejercicio extraordinario, podemos determinar el nivel de azúcar en sangre antes de comenzar y seguir las siguientes indicaciones:

1- Glucemia < 80mg%: La ingesta recomendada es de 20-50 g de azúcares provenientes de alimentos hidrocarbonados antes de empezar, más 10-15 g después de cada hora de duración del ejercicio.

2- Glucemia 80-100 mg%: Se recomienda no tomar nada antes de iniciar el ejercicio e ingerir 10-15 g de azúcares a partir de la hora que lleve practicando el ejercicio.

3- Glucemia 180-250 mg%: Nada antes de iniciar el ejercicio, margen de 2 horas de hacer ejercicio sin tomar nada y si se va a seguir, tomar dosis de 10-15 g de azúcares cada hora

 

Algunos alimentos aconsejados que contienen 10-15-20 g de azúcares: 


– Pan: 1 rebanada de 20 g (10 g azúcares), 3 biscotes (15 g de azúcares), 2 rebanadas de 20 g (20 g azúcares).
– Galletas tipo maría: 3 unidades (10 g de azúcares).
– Fruta: 1 unidad pequeña de manzana, pera, melocotón, 2 albaricoques, 3-4 ciruelas, naranja, 2 mandarinas, 2 kiwis, etc. (10-15 g de azúcares) y 1 unidad pequeña de plátano, un puñado de uvas o cerezas, chirimoya… (20 g de azúcares).

En la diabetes tipo II no dependiente de insulina, el riesgo de sufrir bajadas de azúcar en sangre (hipoglucemias)con la práctica de ejercicio es infrecuente, los suplementos de hidratos de carbono no suelen ser necesarios.

Beneficios de la práctica regular de ejercicio físico


– Mejora el riego sanguíneo y es “cardiosaludable”: Aumenta el llamado buen colesterol (HDL-c) en sangre y contribuye a reducir los niveles de triglicéridos sanguíneos.
– Disminuye la necesidad de insulina o antidiabéticos orales.
– Junto con una dieta hipocalórica, contribuye al descenso del peso en caso de sobrepeso u obesidad.
– Mejora la capacidad de trabajo, proporciona bienestar físico y psíquico; mejora la calidad de vida.

Tomar precauciones en caso de:

– Enfermedad cardiovascular o pérdida de sensibilidad nerviosa (riesgo de lesiones).
– De forma general queda contraindicado el ejercicio físico si el diabético presenta una cifra de glucemia en ayunas superior a 250 mg%.
– El diabético también debe saber que existen algunos deportes prohibidos para él; todos aquéllos en los que la aparición de una eventual hipoglucemia ponga su vida en riesgo (pesca submarina, deportes de motor, paracaidismo..). En todas ellas, un desmayo originado por una disminución de la glucemia podría tener consecuencias fatales. También quedan descartadas (debido al riesgo de una lesión vascular) los deportes con traumatismos violentos y repetidos, como boxeo o artes marciales.

 

Dr. Francisco Martin Florido

Director Medico Grupo Medicentro

 

No hay comentarios

Deja tu comentario

Este sitio web utiliza cookies para ofreceerte la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies